Blog

Seguridad mixta: lo mejor de la seguridad física y lo mejor de la seguridad electrónica

Así como para muchas cosas de la vida hemos escuchado que una mirada integral, que contemple distintas aristas, en la mejor solución o respuesta a un tema, lo mismo pasa con la seguridad. Por eso, Sildan trabaja para ofrecer propuestas de seguridad mixta, que apuestan por un modelo que combina lo mejor de la seguridad física con la seguridad electrónica.

Sobre eso, hablamos con Gastón Volonterio (G.V.), director de Sildan.

¿Cómo es el ecosistema de integral propuestas que ofrece Sildan?

G.V.: La empresa tiene dos partes: la seguridad física y el servicio de electrónica. La parte electrónica acompaña mucho a la parte física en todo. La cabeza siempre la tenemos metida en que lo físico solo hoy no alcanza. Además, el 30-40% de la seguridad física se baja en costos con seguridad electrónica. 

Hoy la seguridad física siempre va acompañada de la electrónica. No podría decir que en la pirámide hay una parte por encima de otra, hoy por hoy se conciben juntas. Hoy el cliente quiere que le bajes los costos; si vas con una propuesta física y un sistema que une lo físico con lo electrónico, y bajás un 30% el presupuesto, el cliente va a decir que sí.

¿Por qué no 100% todo electrónico? Por ejemplo, en el caso de los edificios con apartamentos.

G.V.: Me parece que no es bueno. Claro que bajás los gastos comunes. Nosotros tenemos sistemas en edificios que tienen portero de 8:00 a 12:00, y de 12:00 a 20:00, por decirte un horario, y a las 23:00 se activa una alarma que capaz no suena en el edificio, pero sí en el centro de monitoreo para que se mande una respuesta. 

El tener solo un tótem con una persona que está atrás, que atiende a 30 edificios, es muy difícil. Porque en los 30 edificios todos salen a la misma hora: por ejemplo, los colegios entran todos a la misma hora. El portero virtual que está atrás de la pantalla es un ser humano y tiene que estar con 10 edificios, pueden ser 300 familias que salen a las 8:00: tiene que abrir los garajes para las 300 familias, las puertas para las 300 familias. Pueden ser hasta 1.200 personas que salen a la mañana para solo dos ojos. Es un sistema que queda obsoleto. Era un sistema bueno si tuviera seis edificios. Con sus dos ojos tiene que mirar las cámaras de cada edificio, y abrir todas las puertas y todos los portones. Llega un momento que ese servicio no sirve. 

Creo que hay que pagar un portero en horarios de más movimiento, y un servicio de respuesta rápida, con monitoreo en el horario que el portero no está. Si hay que abarcar mucho con una sola persona, se pierde el sentido de la seguridad, porque el tipo que está abriendo la puerta del garaje no puede estar viendo si en otro lado, en otro edificio, no está entrando alguien. Bajás los costos, sí, pero perdés en seguridad.